sábado, 26 de abril de 2008

Habemus Canis (II)

Al igual que un padre con su niño recién nacido, no paro de hacerle fotos a Nero. Dentro de poco tendrá 2 meses y está creciendo como un oso (haz clic para ampliar):

Como siga así, mi nueva casa se va a quedar pequeña. Come como si fuera a ser su última vez y luego caga como una persona, pero más veces al día. Es como una fábrica de pis y caca que funciona a toda máquina. Y crece, crece...

Además, es la viva imagen de la alegría. Es un trasto y no se cansa nunca. Agota a su hermano Lucas; también al que será su nuevo vecino, Pancho, e incluso a los perros de la calle de mis padres. Todos empiezan a jugar con él, pero terminan pidiendo la tregua en rendición.

Y, pese a todo, me cae bien. Creo que va a ser un buen compañero de casa de solteros.

Aquí otras fotos del book que le estoy haciendo (clic para ampliar cada una de ellas):

Seguiré subiendo fotos a medida que vaya creciendo, hasta el momento que me alcance y será entonces él el que me saque de paseo y me haga fotos a mí. Qué le vamos a hacer, es el momento de tontería que tengo con el perro. Se me pasará... supongo.

7 comentarios:

supercoco dijo...

Dios! Mola el jodío can!!

Joer, por otro lado, creo que te estás volviendo un poco zoófilo, esa crónica que haces es de alguien enamorado de su perro...

Por mi parte, cada uno es libre de tener la orientación que quiera, pero eso sí, no le regales una bici, que luego pasa lo que pasa!

Yo también te aprecio...

PS.: A ver cuándo invitas a ver esa casa!

supercoco dijo...

Por cierto, cuando comentas eso de "Come como si fuera a ser su última vez y luego caga como una persona, pero más veces al día. Es como una fábrica de pis y caca que funciona a toda máquina.", ¿¿hablas del perro o de mi??

:-/

anilmanchego dijo...

Supercoco, está claro que habla del perro, pero cuando se refiere a persona, lo hace pensando exclusivamente en ti, Señor de la prostata.

Ale un beso a Supercoco, a Rabanero ni de coña, que seguro que tiene todo el cuerpo lleno de pelos de restregarse con el perro ese, chucho, como dirían en mi pueblo.

Por cierto; ¿lo has actualizado ya?

Un besico negro, o mejor aun; una patada en los huevos.

Nanny dijo...

Hoola holaa!!

Retomando aficiones perdidas ^^ cómo te va todo? Veo que por lo menos, bien acompañado!!

Espero que de veras todo genial, un besote!

anilmanchego dijo...

Este blog ha muerto de Exito.







JUA JUA JUA JUA jua jua jua jua JUAS JUAS JUAS JUAS JUAS

jajajajajajajajaja
esto, guau.

Dale recuerdos a Nero...

Alambres dijo...

Tiempo ha que no paso por estos lares y pardiez que el can es más bello que su amo!

Se dice que las mascotas se parecen a sus dueños... que poco le queda al pobre perrito de estar así de majete.... te voy a denunciar a la protectora!

Por cierto que ya le podías haber llamado Alcohol 120%, Hellboy, Heffeweissen o incluso Milo (que parece un clon)!

Oktoberfest-ing again!!!

ANZAGA dijo...

Precioso perro. Buena envidia que me da... pero esto de vivir en pisos es lo que tiene, poco espacio para meter un perro. Enhorabuena por tu mascota y por tu blog. Ambos te traerán buenos momentos. Saludos. ANZAGA.

http://unpaseomanchego.blogspot.com/