domingo, 17 de febrero de 2008

Una grata sorpresa

En ocasiones, sin venir a cuento, alguien del que menos te lo esperas te puede sorprender gratamente haciendo algo que, ni de forma aproximada, pudieras llegar a imaginarte.

Pues me ha sucedido. Y es que una reciente amistad que tiene como hobbie la escultura, me ha tomado como modelo para hacer un pequeña pieza. He aquí el resultado:

Ahora vendrán los comentarios de los conocidos: que si capta el sentido figurado de mi esencia, que si el morfismo de la pieza está muy bien referenciado, que si el artista ha sabido concretar la idea... Sí, efectivamente, a la figurita lo que se le distingue es mi prominente tocha. Bueno, ¿y qué?. ¡Así soy yo, y para mí es un orgullo que alguien se haya molestado en hacerlo!. Me encanta y el resto sois unos putos envidiosos, que no tenéis una escultura como yo.

Sólo espero que no me ponga al lado de un payaso de Lladró. Eso no se lo perdonaría...

5 comentarios:

anilmanchego dijo...

le falta la chepa

Anónimo dijo...

Pero que lindo detalle de tu amiga,atrapo toda tu esencia y eso que no te puso la jarra de alcohol respectiva, sigues emocionado?.Alejandra.

supercoco dijo...

Oye, deberías agradecer a tu amiga otro detalle que te has saltado: te saca con la piel más morena que la tuya...

Y es verdad, la esencia es la misma, aunque faltan los ojos saltones, los pedos, la carpeta de últimos drivers, los granos purulentos en la cara, la barbaza de walpurgis, y, como bien menta carranza, la joroba. Y no me vengas como Igor, diciendo "¿qué joroba?"

En fin. ¿Te saca los puses tu amiga?

Yo también te quiero.

Daniel López dijo...

Eres un crack.
Falta la camiseta de kukuxumusu a la figurita..

xaelizious dijo...

¿Pero que estabas haciendo con la mano cuando posaste?, tío, córtate un poco.